Claustro alimenticio

Dejar un comentario

No escondo que no me gustan los claustros de profesores, o al menos no como discurren la mayoría de los que conozco y que he tenido que sufrir.

Creo que son poco funcionales, con lo fácil que sería con los medios actuales transmitir algunas informaciones o tomar ciertas decisiones, especialmente las "menos pedagógicas" (que en muchas ocasiones son las que más tiempo ocupan de estas reuniones). También me parecen excesivamente cerrados y "docente-centristas", algo comprensible por su naturaleza pero no por ello razonable o recomendable, ya que no son ellos los protagonistas. Además resultan un poco superficiales en cuanto al debate escolar y educativo en sí (¿o simplemente lo son sus miembros?), y no creo que sea por culpa de su duración. Incluso en ocasiones los podría tachar directamente de irrespetuosos y poco serios, como tantas otras cosas que acontecen en ese lugar tan...: la Sala de Profesores. Aunque de todo habrá, quiero suponer.


Leer más