Adaptadas o normalizadas

Dejar un comentario
Cuando un docente se enfrenta por primera vez a la situación de tener que atender a un alumno con discapacidad funcional, y en caso de que tenga un "pefil TIC" (es decir, que sea favorable al uso de la tecnología en el aula), es muy frecuente ocurra una de estas dos cosas:
  1. Que recurra al especialista en Pedagogía Terapéutica o al Departamento de Orientación, para consultarles qué programas o aplicaciones podría usar para trabajar con dicho alumno (o a otra persona de su PLN que considere que le puede ayudar), o si es el caso, qué adaptaciones de hardware tendría que hacer. Su demanda puede verse satisfecha, o no.
  2. Que se embarque por su cuenta en una interminable búsqueda de recursos, que a lo mejor da sus frutos (aunque a costa de gastar mucho tiempo en crear cuentas, hacer pruebas, etc.), o que puede acabar directamente en infoxicación y frustración.
Leer más